Inicio / Música / Tres compositores españoles de tres generaciones debutan en concierto en Praga

Tres compositores españoles de tres generaciones debutan en concierto en Praga

La Orquesta Berg, conjunto con sede en Praga, inauguró su nueva temporada con música española contemporánea. Según la directora de la orquesta, Eva Kislová, la elección se debió a que muy pocos checos conocen realmente la música clásica española actual, a pesar de que muchos compositores españoles han triunfado en el extranjero. Así, la Orquesta Berg presentó en Praga piezas de José Manuel López López, Elena Mendoza y Raquel García Tomás, los tres por primera vez en la República Checa y con la ayuda de los mismos artistas en concierto.

Haikus emocionantes

José Manuel López López, premio Nacional de Música del Ministerio de Cultura de España y ex director artístico de la Sala Nacional de Música de Madrid, con sede en París, eligió para la ocasión de Praga una obra de inspiración japonesa, según explicó a Radio Praga Internacional.

«Es una obra que se llama Viento de Otoño. Estuve en Japón con una beca del gobierno francés y allí me sorprendí mucho. Me influyó mucho la cultura y la poesía japonesa, el haiku. Es una obra inspirada en el haiku. Hay un libro de viajes en Japón, y es como un librito que se abre como un acordeón y en cada… Un templo donde hay un dibujo, una línea que transmite el espíritu de este templo. Cuando vi ese libro, dije: «Hay un gran cohesión y haré una obra que se componga de pequeñas partes estructuradas de diferentes haiku que transmitan sentimientos.»

Sólo para acordeonista

Por su parte, Elena Mendoza, profesora de composición y música experimental de la Universidad de las Artes de Berlín, llegó a la República Checa con la obra “Una historia improbable”, que según dijo no la eligió ella misma para esta ocasión, sino que fue su elección. El director de orquesta Peter Vrabel. Elena se sorprendió al conocer el nombre del solista elegido para su pieza, según sus propias palabras.

“Es una obra con acordeón solista y el acordeón también debe hablar, tiene discurso que alterna música y letra, me preocupé mucho porque el texto está en español y me dijeron que no me preocupara porque también habían invitado a Iñaki Alberdi. «En la pronunciación del texto en español. Él también vino y estamos felices de trabajar juntos.»

Pantallas y electrónica

La tercera pieza española contemporánea del concierto fue compuesta por Raquel García Tomás, la virtuosa multidisciplinar, Premio Nacional de Música del Ministerio de Cultura de España en 2020 y doctora por el Royal College of Music de Londres. También habló de su pieza presentada en Praga con Radio Praga Internacional.

«Es un trabajo para orquesta pero también tiene video y música electrónica que suena en la sala mientras la banda toca. Es un trabajo muy fresco e interesante y normalmente funciona bien en conciertos. A mí personalmente me gusta mucho y creo que Fue un buen mensaje introductorio para traerlo aquí a Praga».

Tres artistas, tres generaciones.

Los tres artistas también vinieron a Praga como representantes de tres generaciones diferentes. Según explicó Elena Mendoza, las piezas del concierto fueron presentadas según la edad de los compositores, generando una continuidad que ilustra el desarrollo de la música clásica contemporánea en las últimas décadas.

«Empieza José Manuel, es el mayor, luego viene mi equipo y luego viene el equipo de Raquel. Estábamos comentando antes que realmente hay continuidad entre las obras, hay una especie de recorrido generacional que es muy bonito. Funciona muy bien, ahí Hay una cierta relación entre ellos.

José Manuel López López también respaldó las palabras de Elena Mendoza.

«Se ha quedado muy generacional. Mi trabajo es puramente orquestal, instrumental orquestal, y utilizo muchas técnicas de síntesis instrumental, es decir, pretendo crear sonidos instrumentales a través de instrumentos vocales. En el caso de Elena, también hay muchas canciones que ocurren de manera similar y (En el caso de) Raquel, ella ya es parte directa del juego.

Según Elena Mendoza, a las tres obras también las une un recorrido musical y teatral: en el caso de “Vientos de Otoño” el contenido musical adicional está oculto e inaudible, en su obra hay un texto hablado por el actor acordeonista y La pieza de Raquel ya ha dado un salto mayor hacia lo teatral y lo visual.

Raquel agrega que su conexión como representante de la joven generación de compositores y jóvenes oyentes quedó muy bien y de manera fortuita durante el ensayo del concierto en el espacio del Centro de Arte Contemporáneo DUX.

“En el caso de este trabajo (visual), ayuda mucho seguir el contenido musical porque siempre va ligado a una imagen. Para la mayoría de nosotros, es más fácil reconocer lo visual que lo auditivo, y creo que también ayuda a conectar con la audiencia. De hecho, los niños vinieron al entrenamiento, no sé de qué escuela eran, pudieron ver parte del trabajo de José Manuel, y no estaban en la escuela de Elena, y luego regresaron a mi escuela y se rieron. También hubo un punto de conexión con las generaciones más jóvenes.

Antes de regresar a sus países de residencia, los tres compositores también visitaron la Academia de Bellas Artes donde impartieron talleres de música. Según coincidieron, la internacionalización de la docencia y la experiencia en el extranjero es fundamental. “Creo que independientemente de la situación de España o de la situación que nos ha tocado vivir durante generaciones, creo que viajar al extranjero es fundamental para entender la propia identidad, realmente hay que verlo desde fuera”.Elena Mendoza concluyó.

Puede interesarte

Sexy Red muestra nueva música en las redes sociales

sexyy Red está de vuelta en el juego después de su reciente embarazo y parto, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *